TENGO LICENCIA PSIQUIATRICA POR STRESS LABORAL PERO LA EMPRESA NO ME ABONA EL SUELDO. PUEDO HACER ALGO??

Lo primero que hay que hacer es acudir a su abogado de confianza, para que analice si es que el psiquiatra confirma que el cuadro presentado proviene del ambiente laboral.

Posteriormente se comienza con el intercambio telegrafico.

Se puede hacer algo, para respetar sus derechos pero debe acudir con un abogado laboralista.

La jurisprudencia ha dicho: 

En autos “Miatello, Víctor Raul c/ Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados s/ daños y perjuicios” se estableció que. “No obstante, el stress ligado a causas inespecíficas inherentes al trabajo debe ser considerado como enfermedad exteriorizada por el trabajo, pero, en estos casos, la acción pericial diagnóstica no es simple, y obliga al perito a ser muy cauteloso en la imputación de un estado patológico incapacitante (distrés) como provocado por la situación o situaciones vinculada al ejercicio de la profesión. El stress profesional habitualmente tiene una carga de convivencia extraprofesional nada despreciable que debe tenerse en cuenta y por ello, cabe considerar que la presunción legal no debe ser admitida en las estresopatías; en todos los casos deberá probarse la relación de las mismas con el trabajo. Entre los factores que en el ámbito laboral pueden generar stress profesional, se destaca la sobrecarga de trabajo, que puede ser cuantitativa, cualitativa o mixta. La primera se vincula con la sobrecarga de trabajo en tiempos breves: trabajos sin pausas, horas extraordinarias; mientras que la sobrecarga cualitativa corresponde a una ocupación que exija competencia técnica o intelectual, vinculada con la complejidad del trabajo, información muy sofisticada y alto nivel académico. La sobrecarga mixta se observa en cargos de alta dirección o mando, en los que la tarea exige un máximo de atención y la toma de decisiones de emergencia en escaso tiempo (CNACIV, Sala D, 19/12/06).

                                              DRA. ROMINA NIEVA


 Todos los derechos del presente articulo se encuentran reservados y podran ser publicados citada la fuente y con autorizacion de la Dra. Romina  Nieva.